miércoles, 17 de enero de 2018

#aparcaunahoragratis

El pasado lunes 15 nos llamó Luis de la Calle de Cadena Ser para hacernos una entrevista en su  magazine HOY POR HOY SIERRA, Ángel Luis Blanco nuestro vicepresidente defendió nuestra postura con el tema del aparcamiento regulado.

Os dejamos el enlace para que podáis escuchar la entrevista.







domingo, 14 de enero de 2018

De luces, mercadillos y belenes…





Es una fría tarde y a estas alturas del año anochece pronto. Prácticamente a las seis es noche casi cerrada. En medio de tanta oscuridad destaca el mucho y variado alumbrado festivo y navideño con el que este año el Ayuntamiento ha adornado el pueblo.
La decoración navideña sin duda ayuda a mejorar la imagen y estamos seguros de que ayudará con ese espíritu a que mejoren las ventas de nuestros establecimientos. Siempre es más agradable pasear por sitios decorados.
La propia plaza de La Constitución, pese a las obras del antiguo ayuntamiento, luce con su Belén iluminado y esas cadenetas de luz.
Pero hay un elemento distorsionador que no podemos entender, años ya después de su instalación, y esperemos que no consolidación.
Se trata del cada vez peor mercadillo llamado navideño, y no sabemos muy bien por qué. Ni es tradicional, ni es navideño, ni es medieval, ni es artesanal… Unas cuantas casetas (esta vez la mitad vacías) dispuestas de forma cuanto menos discutible y llenas (algunas) de productos en la mayoría de los casos sin gracia alguna, y atendidas por comerciantes ateridos de frío… ¿es esa la imagen que queremos dar en estos días de la parte quizá más emblemática del pueblo? ¿Saben los ciudadanos que nada tiene que ver en ello el comercio local? La escasa afluencia no sólo de público sino incluso de expositores probablemente haga que deje de hacerse, pues difícilmente le saldrán los números a la empresa que lo explote, porque la ocupación de vía pública de más de veinte días no debe ser barata ¿verdad?
Nos llena de nostalgia recordar cuando la plaza se llenaba con cuatro o cinco mil personas expectantes ante la visita al Belén viviente que desgraciadamente dejó de hacerse. Entre todos lo mataron y el sólo se murió. Ojalá la sociedad civil sea capaz de movilizarse y retomar la que durante años fue la enseña emblemática de las navidades galapagueñas.


JUNTA DIRECTIVA 1523


#aparcaunahoragratis


#aparcaunahoragratisI
 
Ocho años después de nuestra constitución como asociación de comerciantes y empresarios locales creemos poder decir con orgullo y sin vanagloriarnos que hemos aportado cosas al municipio, al asociacionismo y a la sociedad civil local.
Trajimos de vuelta a la Cámara de Comercio a un municipio en el que había sido maltratada unas veces e ignorada otras. Fruto de ello muchas empresas han podido acceder a cursos de formación para sus comerciantes o trabajadores.
Iniciamos un trato directo con la Dirección General de Comercio que hasta entonces no había pisado la localidad, y fruto de la cual, por ejemplo, accedimos a una subvención que hizo posible Expogalapagar (en la edición que celebramos hace dos años en una gran carpa en la plaza).
Colaboramos activamente en actividades organizadas por el Ayuntamiento como el Destocaje o las rifas de Navidad y primavera.
Hemos aglutinado a casi 60 comercios y empresas que pagan rigurosamente su cuota y encuentran en nosotros un cauce de comunicación, colaboración y crecimiento profesional.
Organizamos actividades culturales como las rutas guiadas o los conciertos solidarios en los que han participado más de mil vecinos.
De casi todas esas actividades el equipo de gobierno actual, del que queremos en primer lugar reconocer su buena predisposición, obtiene un cierto rédito político que nunca hemos discutido.
Bueno pues todo eso no es suficiente bagaje a nuestro favor para considerarnos interlocutores válidos a la hora de pedir una reorganización del SER (zona azul).
Varias reuniones desde enero con el Concejal del área no han servido para que se nos responda a nuestra propuesta de una primera hora gratuita de aparcamiento en zona azul.
Lo que comenzó, aunque de forma precipitada y chapucera, sirviendo para liberar plazas de aparcamiento se ha convertido (al permitir aparcar a los residentes en azul) en un nuevo “colapso” de las zonas comercialmente más necesitadas de espacio. Una vez que le han cobrado a buena parte de los vecinos una tasa anual para poder aparcar en la calle, no hay valentía política para dar marcha atrás y no permitir el aparcamiento en azul (aunque hubiera que reducir el número de tales plazas) y nos encontramos con más del 80% de las mismas ocupadas 24 horas al día por residentes.
Ante ello, lo mínimo que queremos que se nos cuantifique es el coste de solicitar una primera hora gratis en azul, como hay en otros municipios (uno de ellos lo anuncia a diario en la radio: “el único municipio de la sierra con una hora gratis de aparcamiento”). No hemos conseguido que se nos cuantifique dicho coste, porque a lo mejor preferimos que se gaste en eso antes que en una campaña de cartelería que desde enero luce sin más contenido que dichos carteles, o en el destino del presupuesto del área de comercio en general que tampoco hemos conseguido que se nos diga, en la época de la transparencia.
Con todo nuestro dolor iniciamos con este escrito una campaña pública de reivindicación que llevaremos hasta donde nos sea posible si no se nos dan respuestas concretas a planteamientos serios.


LA JUNTA DIRECTIVA DE 1523

#aparcaunahoragratisII

Para los amantes de las sagas, y siguiendo con nuestro artículo del pasado número, hemos necesitado once meses y una publicación en este querido periódico para obtener media respuesta: “están trabajando en ello”.
Seremos pacientes, pero no por ello queremos seguir desgranando las ineficiencias y/o injusticias del actual sistema de aparcamiento regulado.
El gobierno del partido Popular, que cita a los autónomos y comerciantes decenas de veces en sus programas electorales, nos ayuda de tal modo que un comerciante o empresario que tiene un vehículo que usa para el trabajo y tiene su local o establecimiento en territorio del SER, tiene que:
  • Pagar 90 euros en lugar de los poco menos de 40 que paga un particular.
  • Hacer uso del mismo de lunes a viernes, como si los sábados no fueran días laborables (no vamos a criticar el uso máximo de cinco horas al día, porque entendemos que son vehículos que tienen que estar moviéndose).
  • El vehículo ha de estar rotulado. Ante esto, si he de convertir mi vehículo en un anuncio, tendré la razonable tentación de ubicarlo en los sitios más visibles (generalmente las escasas plazas azules) reduciendo así el uso y movilidad de estas.
En definitiva y en nuestra modesta opinión no sólo el actual SER no está sirviendo para favorecer la movilidad, motivo para el que se creó, sino que discrimina a los comercios y empresarios “residentes” profesionalmente en la zona pidiéndoles condiciones más restrictivas y más gravosas que a los particulares, incumpliendo con ello el actual gobierno varios de los puntos de su programa electoral en lo referente el “impulso de la economía y creación de empleo” dónde hablaba de menores tasas para pymes y menores trabas burocráticas.
Con el compromiso adquirido con nuestros asociados a principios de año seguiremos luchando para conseguir medidas eficaces para mejorar la movilidad comercial de nuestro municipio.

JUNTA DIRECTIVA 1523

domingo, 29 de octubre de 2017

Concierto Solidario "Antonio Miguel"

 El pasado 20 de Octubre, después de varios meses de preparativos, nervios, prisas, nos juntamos por segundo año consecutivo en el Teatro Jacinto Benavente de Galapagar, para el Concierto Solidario.
Nuestro concierto solidario este año cambiaba de nombre para desde este momento dedicárselo a nuestro compañero y amigo fallecido en Enero, Antonio Miguel.
Este año la asociación beneficiaria de toda la recaudación fue La Red de Solidaridad de Galapagar.


 Así gracias a los dos coros que acogieron la idea del Concierto solidario con mucha ilusión, sin pedir nada a cambio, colaborando en todo nos deleitaron con  una noche inolvidable, con sus voces, con sus detalles.
Los coros con repertorios diferentes, demostraron una vez más que la música une, emociona, divierte....
Como colofón del concierto los dos coros dedicaron una canción conjunta "Signore della Cima" a nuestro  amigo Antonio Miguel.


"Dios del Cielo
Señor de la cumbres
desde la montaña has llamado a nuestro amigo.
Por eso te rogamos,
que en el Paraíso,
le permitas pasear por tus montañas.
Santa María, señora de las nieves
cubre a nuestro amigo, nuestro hermano.
Y en el Paraíso,
permítele pasear por tus montañas".

 Fue una gala triste porque el recuerdo de nuestro amigo Antonio Miguel nos humedecía los ojos pero también alegre porque el teatro estaba lleno y eso nos animó a todos. El momento más emotivo llegó cuando entregamos a los padres y a los hijos de nuestro compañero Antonio Miguel un álbum con los mejores momentos compartidos con él.

Las felicitaciones recibidas, las lágrimas derramadas, las risas compartidas, la satisfacción por el trabajo bien realizado compensan con creces todo el esfuerzo realizado.

 Agradecemos al Coro Camino Real, al Grupo Vocal Siglo XXI por su participación desinteresada, por el trabajo y la ilusión puesta para que fuera un concierto muy especial.
Muchas gracias al Ayuntamiento de Galapagar por la cesión del teatro, la difusión y en especial agradecer a todo el personal del teatro (Taquilla, técnico de sonido, conserje) por la atención y la colaboración con la Asociación.
Este año superamos con creces 1400€ recaudados para la Red de Solidaridad de Galapagar . Muchas gracias a todas las personas que habéis contribuido desinteresadamente.


Y a todas las personas de la asociación, que sin su colaboración, ayuda, apoyo esto no podría llevarse a cabo.
Y no se me olvida, gracias a la Red de Solidaridad de Galapagar por compartir su ilusión, su buen hacer, porque todo lo recaudado sabemos que lo multiplicaréis en mil y un abrazos, en sonrisas, en una ayuda desinteresada. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS.
Y gracias todas las personas que llenaron el teatro de solidaridad, de cariño, de aplausos...
¡Nos vemos al año que viene!

viernes, 8 de septiembre de 2017

V Reconocimiento Empresarial "1523"

 Un año más queremos dar a conocer el esfuerzo, el tesón el buen hacer de nuestras empresas galapagueñas.

El Reconocimiento Empresarial "1523" es un momento especial para la asociación, surge por el deseo de la junta directiva de otorgar unos premios relacionados con el mundo comercial y empresarial, pero no teníamos claro los criterios.
Hace ya cinco años Julián de Castro cumplía 100 años y entonces dijimos: ¿Por qué no reconocer a las empresas más longevas del municipio?, nos pareció una buena idea, nunca imaginamos todo lo que íbamos a aprender de la historia de las empresas, de la historia de Galapagar, de sus vecinos....Anécdotas, pequeñas historias....

Poco a poco íbamos descubriendo que había empresas centearias, Restaurante Trinidad y de más de 100 años como El estanco de Elisa, después de Elisa parecía que ya no habría nadie más antiguo y se lo dimos a Restaurante Marcelino que entonces cumplía 67 años , nada menos que tres generaciones.

Pero este año cuando empezamos a preguntar para ver a quién le tocaba, nos encontramos con Carpintería Mateos y que lleva 140 años aproximadamente, generación tras generación...

Esta vez, Mª Jesús ,la hermana de Fernando el actual gerente, nos ha ayudado muchísimo, ya que ha recopilado información, datos, fechas....
 y esta es la historia de Carpintería Mateos:


No sabría muy bien decir cuando empezaron las andaduras de la carpintería de mi familia. Mi padre, Vicente, siempre decía que en la "guerra de los Carlistas"... ¡esos son muchos años!... ¡ más de 140!, pero... ¡quien sabe!.

Que sepamos nuestro bisabuelo por parte materna, Pedro Zamorano Mingo-Juan, además de ser labrador, ganadero, entibador en la mina de cobre Antigua Pilar de Colmenarejo, también era carpintero.
Según la RAE entibar es: Apuntalar, fortalecer con maderas y codales las excavaciones,especialmente las minas, y otras estructuras que ofrecen riesgo de derrumbamiento.

En aquella época la carpintería estaba al lado de su casa, en la calle Travesía de Soberanía esquina a la calle Soberanía y el suelo era de tierra.

No se como, ni cuando nuestro abuelo Miguel Mateos empezó a trabajar con Pedro Zamorano, alternando los trabajos de carpintería con los de ganadería y labranza. Hay un recibí firmado por el abuelo Miguel Mateos con fecha de primeros de marzo de 1920, por un importe de 12 ptas, con relación a unos arreglos en un pajar de la c/ Calvario, propiedad de Dª Vicenta Sánches Greciano.

Por entonces el abuelo Miguel Mateos ya estaba casado con Marina Zamorano Escohotado, la hija menor del bisabuelo Pedro.
Vicente el primer hijo del matrimonio había nacido el 15 de septiembre de 1918 en plenas fiestas patronales.

En el último testamento de nuestro bisabuelo Pedro Zamorano Mingo-Juan, fechado el 22 de agosto de 1924, deja a sus hijas Lucia y Marina, entre otras cosas, el edificio destinado a carpintería, algo de madera y varias herramientas y útiles del oficio de carpintero.

Del matrimonio entre Miguel Mateos Guadaño y Marina Zamorano Escohotado nacieron 6 hijos, 3 varones y 3 mujeres, Vicente, Engracia, Marina, Miguel, Manolo y Carmina y como era usual por entonces los hijos varones "heredaban" el oficio del padre, y los tres hermanos Vicente, Miguel y Manolo pasaron a trabajar con nuestro abuelo y a ser Carpinteros.

Mi padre, Vicente, nos contaba que cuando él era pequeño, con unos 6 años, tenia que ayudar a su padre, ya que era el mayor y  por entonces el bisabuelo ya no podía trabajar. El abuelo Miguel, iba a buscarle al colegio para que le ayudara a sujetar los palos mientras que él los cortaba. Como era muy pequeño y no llegaba al banco, se subía en un taburete. Un día después de ayudar a su padre llego todo contento a casa contando todo orgulloso a su madre que le habían tenido que cortar un par de centímetros las patas del taburete, ¡había crecido y ya llegaba mejor al banco!.
Cuando tenia unos 13 o 14 años,  Engracia Guadaño Vicente, tía materna del abuelo Miguel, se lo llevo a vivir con ella a Madrid y empezó a trabajar con Andrés Moreno Guadaño, también de profesión carpintero y hermano del abuelo Miguel, donde aprendió hacer maletas, pero no le gustaba la vida de la ciudad y decidió volverse al pueblo, por entonces sus hermanos eran aun muy pequeños.

Nuestra abuela Marina nos contaba que cuando tenían que cortar material se tenían que ir a Villalba para que se lo serraran ya que en el taller no tenían útiles mecánicos (como se deduce de una póliza de seguro de la Compañía “El Águila” a nombre del bisabuelo Pedro con fecha 30 de mayo de 1933 y otra posterior a nombre de la abuela Marina fechada el 11 de abril de 1940)

Tres años después el 17 de julio de 1936 comenzaría la Guerra Civil. Hacia el final de ésta Vicente fue llamado a trincheras, su hermano Miguel tenia 11 años y Manolo tan solo 8 años.

Hay un documento, fechado el 21 de noviembre de 1939 "año de la Victoria", firmado por el cura Dº José Aparicio, por 15 bancos reclinatorios, en el que se compromete a pagar 420 ptas y dice curiosamente: "Esta cantidad será pagada total o parcialmente cuanto antes posible". ¡No sabemos sí el abuelo la cobró!

El 22 de febrero de 1941 el bisabuelo Pedro Zamorano Mingo-Juan fallecía a la edad de 92 años

Por aquella época en el taller de carpintería se hacia de todo, cantareras, puertas, ventanas, cunas, maletas, mesas, carretillas, bancos para la iglesia, plazas de toros, cubiertas de madera... y hasta ataúdes. ¡Sí! también ataúdes... no como los que hay ahora ¡claro está!. Nos contaban que cuando alguien fallecía, alguno del taller, el que más se pareciera a la complexión del difunto, se tumbaba sobre una tabla y de esa forma tomaban medida para hacer el ataúd del difunto. ¡Ataúdes  a medida!

Cuando salían a trabajar, no siempre el trabajo estaba cerca. Sí no estaba demasiado lejos mi abuela y mi tía Marina les acercaban la comida. Cuando la distancia no lo permitía, como muchos otros se llevaban la "tartera"

Hacia 1953, el taller de carpintería se trasladó a la carretera de Torrelodones, el edificio era más grande, tenía luz eléctrica, se le va dotando de maquinaría y aunque al principio el suelo también era de tierra unos años más tarde se cubrió con tacos de madera, con la testa hacia arriba formando un suelo un tanto atractivo que pocas carpinterías tienen y que muchos clientes quisieron tener en su casa. ¡Suelo que a día de hoy aún existe!.

En 1955  se construye una nave destinada a taller de carpintería con un anejo destinado a almacén y secadero en la c/ Maestro de Alpedrete  para que el mayor de los hermanos, Vicente, se trasladara allí pero finalmente es Miguel, el mediano de los tres hermanos el que se trasladó a Alpedrete, creando allí su propia carpintería. Pese a la distancia la relación de los tres  hermanos siempre fue excelente y nunca dejaron de apoyarse ni personal ni laboralmente, desarrollando conjuntamente muchas obras.

Hicieron grandes obras como la cubierta de la casa de la finca de Los Árboles propiedad de Gasset, la cubierta de la casa de la finca La Viña propiedad de Dº Manuel Arburúa, quien fue presidente del Banco Exterior y ministro de Comercio. Unos años después Dº Manuel Arburúa les ayudo a conseguir un camión para poder transportar la mercancía, cosa que hasta entonces se hacía en carro, en burro o alquilando algún medio de transporte. También trabajaron en la Bola del mundo, Navacerrada, chapando de madera los edificios, para acondicionarlos a las temperaturas.

Cuando eramos pequeños recuerdo a mi padre y a mi tío Manolo irse a trabajar al taller a las 12 de la noche. Por aquella época la luz no tenia mucha fuerza y por el día no podían trabajar con algunas máquinas, por lo que esperaban a la noche cuando todo el mundo dormía para poder trabajar ya que sabían que no se quedarían sin luz y ésta tendría más fuerza. Sí es que no había tormentas.

Al jubilarse el abuelo Miguel las riendas de la carpintería las llevan los dos hermanos a la vez Vicente y Manolo y la carpintería cambia el nombre a "Vicente Mateos y hermanos"

La madera que empleaban era en un porcentaje muy elevado de Pino Valsaín (pino silvestre), ya la empleaba nuestro abuelo Miguel. Para conseguirlo era necesario presentar los pedidos en El Palacio Real, en las oficinas del patrimonio, ya que es este quien lo gestiona.
En la época del abuelo Miguel, cuando llegaba la madera del aserradero de Valsaín estaba aún muy húmeda por lo que tenían que colocar las tablas apoyadas en los muros exteriores de la carpintería y hacer pilas con ellas, para que la madera secara bien y no se abriera al utilizarla.
Algunos años después, Manolo ingenió un secadero bajo la carpintería, había resuelto el problema de la humedad, ya no importaba tanto como llegaran los pedidos de madera, el toque final estaba resuelto. El edificio del taller se amplia además con porches para el almacenaje y primer secado de la madera

Un día, uno de tantos, pasó por la carpintería una persona que quería que le hicieran unas piezas, para sustituir a otras que estaban en mal estado para un coche antiguo. Se trataba de alguien que había apostado su bigote sí no llovía, sí, efectivamente se trataba de Dº Eugenio Martín Rubio "el hombre del tiempo". Bueno, debió de quedar contento porque después volvió a pasar.

Hacia 1979 a la plantilla de la carpintería se incorpora Fernando Mateos, el hijo menor de Vicente

Hubo una época que la carpintería se dedico hacer casi exclusivamente puertas castellanas en madera de Pino Valsaín. Se las vendían a Cervigón Guerra, todos los meses hacían unas 200 puertas.

En 1983 Vicente, el mayor de los dos hermanos, se jubila, pasando las riendas a su hermano Manuel. El nombre de la carpintería cambia de nuevo a "Carpintería Mateos"

Con el paso de los años le llega el turno de la jubilación a Manuel y es éste quien ahora pasa el testigo a Fernando. La carpintería pasa a denominarse "Carpintería Fernando Mateos"

El trabajo de la carpintería ha variado mucho, ¡ciertamente!… ya no se hacen ataúdes, ni cantareras. La forma de vivir ha cambiado. La razón por la que el negocio ha logrado ser centenario, resistiendo incluso a la crisis mas reciente, ha sido saber adaptarse a los tiempos e innovar.

Dentro de esta adaptación figuran trabajos como los techos mudéjares, el realizado para la rehabilitación del artesonado de la iglesia de Santa María del Castillo en Perales de Tajuña, el que se preparó para CasaDecor, los paneles de lacería para el techo de la recepción del Hotel Marriott de Estepona o los techos para casas particulares en Toledo.
Trabajos emblemáticos como la cubierta de madera del chalet de Monteprincipe que supera los 500 metros cuadrados en planta.
También se han realizado casas bioclimáticas, en las que la madera juega un papel fundamental, en lugares como: Puerta de Hierro, Casa Alberta en Torrelodones o las realizadas aquí en Galapagar en C/ Fuentes de las Colmenas, C/ Riomonte y C/ Ortega y Gasset

La innovación, la diversidad del equipo de trabajo, el trabajar con estudios de arquitectura como Taujel, Modulab y Saaks forman parte de la clave del éxito de Carpintería Mateos.

Son bastantes las personas que en un momento u otro han formado parte del taller, probablemente deje a muchos en el tintero pero entre ellos quiero recordar a Cesáreo (el Chato), Custodio, Paco, Alvarado, Ángel, Carmelo, El maño, Sebastián y su primo Sebastián, Manolo, Fernando ... todos dejaron su granito de arena, todos de una u otra forma su huella. Gracias por los años en los que formasteis parte de la Carpintería Mateos.

El actual equipo de trabajo está compuesto por personas de formación y procedencia diversa, junto a Fernando Mateos lo componen Gonzalo Gallardo, José Miguel Sánchez, Eleanor Mihai, Angel Gómez y Luis Alberto Pérez.

miércoles, 30 de agosto de 2017

Octavo Aniversario Asociación "1523"

¡Hoy 30 de Agosto cumplimos ocho años!

Siempre que termina Agosto se agolpan los recuerdos, las experiencias vividas, compartidas, el trabajo, los proyectos realizados, las miles de reuniones, de correos , de mensajes...los momentos alegres, los triunfos, el reconocimiento de nuestro trabajo....pero también hacemos balance de los fracasos, los momentos duros, de las dificultades, los desencuentros.....



 Este año ha sido muy duro para la asociación pero sobre todo para la Junta directiva, en Enero moría Antonio miembro de la Junta, socio pero sobre todo amigo, se quedaron proyectos, conversaciones, ante todo nos quedó un vacío muy grande. Poco a poco lo vamos superando. Siempre con una sonrisa cuando recordamos sus bromas, sus carcajadas, sus conversaciones...




Este año hemos tenido mucha actividad, a pesar de ello siempre se nos quedan cosas por hacer, temas por tratar, pero poco a poco y con ayuda , entre todas las personas , empresas, comercios, asociaciones amigas lo iremos realizando.






Pronto haremos nuestro V Reconocimiento empresarial, este año a la Carpintería Mateos, que cumplen más de 120 años de actividad, luego el concierto Solidario, las colaboraciones con el ayuntamiento para el destocaje, la campaña de Navidad....
                                                                                                                                                                                           
Y con la satisfacción de ir creciendo año tras año con nuevos comercios y empresas asociadas , con el reconocimiento de las instituciones....
 Trabajando por y para poner el comercio y la empresa de Galapagar en el lugar que le corresponde.

Haciendo esfuerzos por acompañar a los asociados en los momentos difíciles y sobre todo celebrar los éxitos..

Colaborando con asociaciones de todo tipo, clubes deportivos,  etc con el único fin de participar activamente en  la vida del municipio
Aquel 30 de Agosto de 2012 firmamos el acta de Constitución de la Asociación "1523" con una mezcla de ilusión y vértigo pero con la responsabilidad de crecer, de ser un referente de buen hacer, de ir progresando y sobre todo hacer progresar nuestros negocios y con ello nuestro municipio.



                                                                  Y paso a paso, siempre creciendo pasamos de ser tres socios fundadores a los 58 socios actuales. Claro que han cerrado comercios en estos años, y algunos socios se han dado de baja, pero el balance es más que positivo, seguimos creciendo mes a mes, año a año.

Hace cinco años dimos nuestro primer reconocimiento Empresarial, lo organizamos con mucha ilusión, conseguimos que fuera una sorpresa para toda la familia hasta una semana antes.
Cuidamos todos los detalles...y año a año hemos seguido conociendo y reconociendo a las empresas más longevas del municipio, hemos conocido muchas historias empresariales pero sobre todo historia de Galapagar.
Hemos descubierto que hay empresas con mas de 120 años a sus espaldas, de generación en generación, creciendo con Galapagar.






Hemos colaborado con institutos y colegios de Galapagar, participando muy activamente en varios proyectos, 4ºESO+empresa, festivales.....
Tantas actividades, cursos , desayunos y comidas empresariales, reuniones con asociaciones, instituciones, rutas culturales, ferias......que ya vamos perdiendo la cuenta.






















¡Muchas felicidades a todas las personas que hacéis posible este proyecto!

domingo, 28 de mayo de 2017

Ruta del Agua, por los puentes y molinos de Galapagar



AFC "El Caño"
EL EQUIPO ORGANIZADOR AL COMPLETO

El primer molino

Escena de lavanderas en el río
 La Ruta del Agua

El 21 de Mayo volvimos a realizar una ruta dramatizada con la colaboración de la AFC "El Caño".

La asociación "1523" vuelve a apostar por aunar turismo,cultura, comercios y empresas.
Nuestro objetivo es formar parte de la vida de nuestro municipio.     Somos empresa, somos comercio, pero no podemos olvidar que estamos en un municipio, en una comarca llena de recursos naturales, de una historia, un patrimonio cultural que tenemos que descubrir, potenciar....

Formamos parte de una comunidad, compartimos objetivos con asociaciones , nos apoyamos entre nosotros.



En esta ocasión nos acercamos a descubrir los molinos y puentes que jalonan el río Guadarrama a su paso por Galapagar.
Pablo Parra(Bibliotecario Galapagar) y Carlos (Camineros del Real) nos fueron contando todos los usos de los puentes, los molinos, la época de construcción....
Anduvimos cerca siempre del río disfrutando del paisaje, de la historia, de las magníficas represetaciones, bailes y cantos de la AFC "El Caño" y como no de más de 110 participantes que nos acompañaron.

Pablo Parra












Una vez más  queremos agradecer a la AFC "El Caño" por estar siempre dispuesta colaborar con estos proyectos, a Camineros del Real por toda la documentación recopilada, por contarnos tantas cosas de nuestro municipio y sus caminos.
A Pablo Parra, por la ilusión que le pone a todas las rutas, investigando, recogiendo documentación, dentro de poco podrá escribir un libro de las rutas por nuestro municipio.

A la Policía Municipal de Galapagar por su colaboración y atención para que todo salga bien. Por acompañarnos en los puntos de corte de carreteras y por estar pendientes en todo momento de nuestras rutas.

Al Ayuntamiento de Galapagar por su apoyo, difusión y colaboración.

Y por último y no por ello menos importante al equipo organizador, Salva Huertas, Laura Canales, Carmen Canales, Ángel Blanco, Carmen Rocha y Coral Martínez.

Gracias a todas las personas que participaron, ¡nos vemos en la próxima!


                                                                                 
La AFC "El Caño" en plena dramatización.